Lisi Lluch nació en 1975 en Barcelona, y es el resultado de una madre neoyorkina y un padre de Tortosa. De ahí su amor por las grandes ciudades febriles pero también por los campos de arroz y los grandes olivares. Su vida transcurrió con normalidad a caballo entre Barcelona y Nueva York, nutriéndose de lo mejor y lo peor de ambos lugares. 
De pequeña, Papa Noel siempre le traía colores y pintando y coloreando pasaron los años hasta que decidió estudiar Comunicación Audiovisual en la Pompeu Fabra. Cuando acabó, quería más, y estudió Diseño Gráfico en Eina. Más tarde, un máster en Ilustración. Su primer trabajo fue ser la mano derecha de Philip Stanton, el coordinador del máster de Ilustración que cursó.
Realmente no quería trabajar, porque estudió una carrera tras otra, pero cuando empezó en el mundo laboral, vio que se lo podía pasar incluso mejor. Como tiene pasaporte americano, pudo trabajar en Conde Nast Nueva York y pudo ver a Anne Wintour por los pasillos y ascensores. Cuando se cansó, se fue a vivir una temporada a Sao Tomé-Príncipe por un proyecto solidario y luego volvió a Barcelona para ser directora de arte en la agencia de publicidad DDB.
Y después de convertirse en madre de un niño precioso y difícilmente poder compaginar la maternidad con los horarios infinitos de las multinacionales, se puso a trabajar con su marido, Alex Fernández-Cruz en su pequeña agencia ::frescota:: Además, como le gusta tanto comer, creó el blog In the Mood for Food, que es su diario gastronómico personal y transferible. 

Alex Fdez-Cruz Soldevila nació en Barcelona en 1969, hijo de una familia de científicos y emprendedores. Criado y formado entre España (Barcelona y Madrid) y EEUU (La Jolla, San Diego California, Madison Wisconsin y Chicago Illinois).

En la etapa universitaria hizo sus primeros pinitos vendiendo camisetas con el logotipo de la Universidad lo que le supuso, además de una divertida experiencia, su primer paso como emprendedor.
A nivel profesional, Alex bebió de muy diferentes experiencias laborales pero principalmente dentro del mundo del marketing y la publicidad, tratando de aprender en todas ellas lo máximo posible para poder, finalmente, dar el salto creando la agencia de publicidad ::frescota:: a finales de 2008 y hasta la fecha. 

A finales de 2011 y dado su carácter inquieto, empezó a fraguar el proyecto Efímero y al ponerlo sobre la mesa. Su mujer y socia Lisi, junto con el equipo de colaboradores  de ::frescota::, acabaron de cerrar el círculo del proyecto que hoy nace.

frescota